Facturación Electrónica

Cada vez más empresas cambian a un sistema de facturación electrónica debido a las ventajas que ofrece. Los softwares de facturación que permiten elaborar facturas electrónicas deben completar una gestión integral de todos los aspectos englobados dentro del plano electrónico. Esto quiere decir que, además de emitir y recibir facturas, deben ser capaces de realizar de manera óptima todo tipo de tareas de contabilidad y de integrarse con otros programas para lograr un control total del negocio.

El Sistema de Administración Tributaria (SAT) utiliza un software de facturación electrónica que resulta ya anticuado frente a los nuevos y más avanzados programas informáticos. Por tratarse de un organismo estatal, las empresas suelen recurrir al Portal del SAT para elaborar su facturación, un error que debería evitarse.

Una factura electrónica tiene la misma validez legal que una de papel, puesto que la información que recoge es exactamente la misma. Se trata de un justificante en el que figura la prestación de uno o más servicios o la compra de uno o más bienes. Las emite una empresa o un prestador de servicios a clientes y proveedores del mismo modo que se hace con las facturas tradicionales.

La diferencia fundamental es que presenta un formato digital, con lo cual se evita cometer errores cuando se anotan a mano. Con los programas de facturación electrónica este proceso se desarrolla de modo más ágil, rápido, fácil y seguro. Además, tiene beneficios como el ahorro en costes, la reducción en los tiempos de gestión de facturas y la mejora de los procesos, por lo que supone uno de los grandes avances recientes en el área administrativa de las empresas.

CONOCE  NUESTRO SISTEMA DE FACTURACIÓN ELECTRÓNICA